Por favor, active JavaScipt en su navegador para ver correctamente la web
<< volver a la portada
Las Niñas del Tul | voler a la portada
Tus Experiencias
SVE | Servicio de Voluntariado Europeo
¿Qué vamos a hacer? | Proyectos en curso
¿Qué hemos hecho? | Proyectos finalizados
LMXJVSD
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Plataforma de Teleformación

tus experiencias
> Juan José Uribe Martín

  • Juan José Uribe Martín

    ¡Hola a todos!

    Me llamo Juanjo y estoy realizando un voluntariado desde Septiembre hasta Junio en un centro infantil (niños entre tres y seis años) en Cracovia, Polonia.

    Paso mi jornada diaria en uno de los nueve grupos de este centro infantil, participando y ayudando en las labores y actividades diarias que los profesores confeccionan pero, a la vez, organizo mis propias actividades, tanto para los niños de mi grupo como para los del resto de clases.

    Para la gran mayoría de los niños, en un país en el que apenas viven extranjeros, yo soy el primer foráneo que conocen en sus vidas, o lo que es lo mismo, ¡el primer adulto al que hablan y que no les entiende! El objeto de mi proyecto es el abrirles la mente, que descubran un nuevo mundo que todavía no conocían, con personas que hablan otro lenguaje, que tienen distintas tradiciones y culturas, etc. Por ello, la gran mayoría de actividades las enfoco en presentarles mi lengua, la cultura española, etc, siempre con juegos, de manera que los niños aprendan divirtiéndose.

    Cuando cada mañana entro a mi clase y los niños me reciben con un “¡BUENOS DÍAS!” (han aprendido a decirlo) y con una sonrisa en la cara, convirtiéndose en mi café de cada mañana, que me da fuerza y energía para afrontar las seis horas que paso allí con ellos J 

    La ciudad, Cracovia, es preciosa. Soy un enamorado de este rincón del sur de Polonia, si bien no es mi primera aventura en esta ciudad, pues aquí ya realicé un año de estudios gracias al programa erasmus, si bien la experiencia es totalmente distinta, pues en el año erasmus el contacto con la comunidad local no pasó de ser superficial, mientras que a través del voluntariado, la inmersión es total.

    Así, mi experiencia está resultando fenomenal, si bien ayuda el hecho de que ya hubiera vivido aquí todo un año y el acomodarme no me resultara muy difícil, pues hechos como el encontrarse ante una cultura totalmente diferente, un duro invierno, la soledad, etc, pueden hacer mella, y de hecho mi compañera en el centro infantil, una voluntaria italiana, abandonó el proyecto en febrero por añorar su tierra, su familia...

    Es por ello que a los que estáis pensando en si irse o no de voluntariado os aconsejaría que antes de marcharos tengais muy claro a lo que os enfrentais, para bien y para mal, pero el vivir esta experiencia se lo aconsejaría a todo el mundo, pues es una oportunidad única de sumergirse en otra cultura, conocer a otros voluntarios venidos de todas las partes del mundo y aprender otro/s idioma/s a la vez que realizas una labor social y te sirve de autoconcienciación.

    Y, aunque esto tiene fecha de caducidad, en mi caso a finales de Junio, si de algo me está sirviendo esta experiencia es para darme cuenta de la importancia de la labor social, por lo que seguiré prestando mi ayuda desde Granada para hacer de éste un mundo mejor.

    ¡Un saludo! ¡Nos vemos pronto por Graná!

    Juan José Uribe Martín.

     

  • Fotografía
Creative Commons