Por favor, active JavaScipt en su navegador para ver correctamente la web
<< volver a la portada
Las Niñas del Tul | voler a la portada
Tus Experiencias
SVE | Servicio de Voluntariado Europeo
¿Qué vamos a hacer? | Proyectos en curso
¿Qué hemos hecho? | Proyectos finalizados
LMXJVSD
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Plataforma de Teleformación

tus experiencias
> Rafael Valencia Carrera

  • Rafael Valencia Carrera

     Jamás en la vida usé la palabra frío/cold/zimno tanto como la usé en
    Polonia. Nunca pensé lo que mi organismo podía aguantar, esos -23º
    congelándome el cerebro. Y el hacer de la nieve una forma de vida.

    Y del té. Y de la sopa. Y del constante czs czs como una serpiente que se derrama
    desde las bocas polacas. Me tomé está experiencia como el reto personal más
    grande realizado, y aunque escribo esto sin haberlo acabado, puedo decir
    que todo aconteció-acontece-acontecerá- en forma de encefalograma. Con el
    punto más álgido seguido de la caída libre más dolorosa. Y resucitando cual
    Lázaro a base de reconstruirme entre la incertidumbre de mi proyecto.

     Y, una vez me hicieron una pregunta:
    -¿Qué es lo más importante para ti durante este proyecto?
    -Sentirme útil, que les sirvo de algo, que me necesitan.

     Un proyecto escrito en el papel es algo que queda muy bonito, pero que en
    la práctica se convierte (no en todos los casos) en algo diferente con lo
    que hay que manejarse si quieres que tu experiencia aquí, tu voluntariado
    no sea algo monótono e inservible.
    Con ello, me descubrí a mí mismo, mis capacidades, aprendí a decir que no.
    Aprendí a encontrar salidas a problemas. Ver las soluciones más fácilmente.
    Y a conocerme.

     A veces me planteé volver y abandonarlo todo. A veces la gente con la que
    me rodeé me aportó tanto que me sentía en familia. Y todo lo englobamos en
    el marco de un puñado de coincidencias entre las personas, y de conexiones
    que realicé, que estoy realizando. Y cuando el día de mañana, eche la
    vista atrás, recordaré la experiencia como una etapa más del crecimiento
    personal en el que nos vemos envueltos todos. Y eso, créanme, es algo altamente
    gratificante.

Creative Commons